LUDWIG VON BERTALANFFY, Teoría general de los sistemas

1-05103538d6

«El hombre no es sólo un animal político; es, antes y sobre todo, un individuo. Los valores reales de la humanidad no son los que comparte con las entidades biológicas, con el funcionamiento de un organismo o una comunidad de animales, sino los que proceden de la mente individual. La sociedad humana no es una comunidad de hormigas o de termes, regida por instinto heredado y controlada por las leyes de la totalidad superordenada; se funda en los logros del individuo, y está perdida si se hace de éste una rueda de la máquina social. En mi opinión, tal es el precepto último que ofrece una teoría de la organización: no un manual para que dictadores de cualquier denominación sojuzguen con mayor eficiencia a los seres humanos aplicando científicamente las leyes férreas, sino una advertencia de que el Leviatán de la organización no debe engullir al individuo si no quiere firmar su sentencia inapelable.»

 Ludwig von Bertalanfy, Teoría general de los sistemas (trad. Juan Almela), Fondo de Cultura Económica, México, D.F., 1976, págs. 52-53

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.